Radiofrecuencia facial

Gracias a los avances en medicina estética cada vez disponemos de métodos más eficaces para prevenir los signos del envejecimiento y cuidar de nuestra piel. La radiofrecuencia facial se ha consolidado como los más eficaces a la hora de mejorar la calidad de nuestra piel y reducir las arrugas.

[content-egg-block template=offers_grid groups=»ini»]

La piel del rostro es una de las más sensibles del cuerpo y es es en ella donde se comienzan a advertir los primeros síntomas del envejecimiento: opacidad, poca flexibilidad, líneas de expresión y poca luminosidad. Para luchar contra ellos y hacerlos menos visibles solemos utilizar cremas, sérums y mascarillas, pero lamentablemente a veces no es suficiente.

Si quieres un cutis terso y joven es aconsejable que combines tu rutina de cuidados diaria con otros tratamientos extra que te permitirán lucir la mejor versión de tu piel, y una de las técnicas más demandas por su eficacia es la radiofrecuencia facial.
¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo.

¿Qué es la radiofrecuencia facial y para que sirve?

La radiofrecuencia facial es una técnica de medicina estética dirigida a tratar la laxitud de la piel, produce un efecto similar al lifting pero sin cirugía. Es un procedimiento adecuado para pacientes con flacidez leve o moderada de los tejidos faciales.

Para ello se aplican ondas electromagnéticas en la piel del rostro que, a través de unos aplicadores específicos, penetran desde las capas más superficiales de la piel hasta las más profundas de la dermis y la epidermis. Lo único que nota el paciente es un calor agradable. Este calor activa la producción de colágeno en la piel de forma natural, ayudando a eliminar toxinas. No hace falta ningún tipo de anestesia local previa al tratamiento.

Por lo tanto, la radiofrecuencia facial es un tratamiento indoloro y no invasivo que trabaja nuestra piel desde dentro hacia fuera aumentando la temperatura de los tejidos. Gracias a esto y el calor que reciben os fibroblastos, la radiofrecuencia aumenta la producción de colágeno, estimula la circulación, moviliza y disuelve la grasa y facilite el drenaje linfático.

Trae como resultado una piel más tersa y firme, consiguiendo disimular pequeñas arrugas en la cara. Además, consigue aportar una mayor luminosidad al rostro para quitar ese aspecto de piel cansada.

¿Qué hace la radiofrecuencia facial en la cara?

La radiofrecuencia facial se puede tratar desde la frente, pasando por las cejas, las patas de gallo, las bolsas bajo los ojos, los pómulos, la mandíbula y hasta el lateral del cuello.

Se trata de un tratamiento que se utiliza comúnmente para tratar la frente (levanta las cejas y tensa la piel de la frente), debajo de los ojos (engrosa la piel y tensa y levanta la piel de la mejilla superior), las mejillas (disminuye los poros dilatados), la línea de la mandíbula (disminuye la flacidez) y el cuello (la piel se tensa y disminuye las arrugas).

  • >

Radiofrecuencia facial  beneficios

La radiofrecuencia facial es una técnica de medicina estética dirigida a rejuvenecer el aspecto facial y cuello. Es un método no invasivo que no es nada agresivo para la piel, como consecuencia apenas tiene efectos secundarios. No duele, ni produce molestias en el paciente durante la aplicación o después. Es muy segura.

El tratamiento de radiofrecuencia facial aporta muchas ventajas para:

• Mejorar de la definición del óvalo facial.
• Disminuir la flacidez del rostro y el cuello, consiguiendo una contracción de la piel, efecto tensor.
• Ayudar a eliminar las arrugas finas y las marcas de expresión.
• Reducir la grasa eliminando la aparición de granos de acné.

¿Quién puede hacer radiofrecuencia facial?

Generalmente, las contraindicaciones de la radiofrecuencia facial no son muchas. Está indicada para personas desde edades tempranas hasta avanzadas que quieran tratar su rostro sin inyecciones y sin pasar por quirófano.

Como decimos, es un método adecuado para personas de cualquier edad, sanas que deseen obtener resultados inmediatos sin necesidad de recurrir a la cirugía. Es aplicable en cualquier tipo de piel, ya sea por sí misma o en combinación con otros tratamientos. . Eso sí, solo serán susceptibles de recibir este tratamiento quienes no tengan enfermedades o infecciones en la piel que pudieran verse agravadas por la radiofrecuencia. Del mismo modo, tampoco es aconsejable para personas embarazadas, personas demasiado mayores o pacientes que tengan implantes metálicos o prótesis.

Si finalmente decides someterte a la radiofrecuencia facial y dudas de si es un tratamiento adecuado para ti, lo más recomendable es que lo consultes con tu médico.   Es necesario que evalúen la calidad y el estado de tu piel para decidir qué tipo de radiofrecuencia es más adecuada para tu cutis.

Ventajas e inconvenientes de la radiofrecuencia facial

Entre las ventajas de este tratamiento nos encontramos

• La radiofrecuencia es un tratamiento de precio muy económico. Aunque dependerá de las máquinas que se utilicen y la clínica a la que acudas, la relación calidad-precio es óptima.
• Se puede combinar con cualquier otro tratamiento,  por ejemplo, el Botox o las inyecciones de colágeno.
• Los resultados son inmediatos. Los pacientes pueden irse a casa el mismo día del tratamiento y retomar su rutina.

Pero, como cualquier otro tratamiento, la radiofrecuencia tiene algunos inconvenientes.

• Es un método muy efectivo cuando se trata de casos moderados. Sin embargo, no lo será tanto en aquellos casos en que las arrugas y líneas de expresión estén muy marcadas, por lo que la radiofrecuencia facial no sería recomendable.

• Aunque, como hemos dicho, los resultados son inmediatos y si se realiza menudo pueden perdurar en el tiempo, no son permanentes. Así, si quieres mantener los efectos de la radiofrecuencia facial deberás someterte a sesiones continuas.

Pero, sin duda, una de las mayores ventajas de la radiofrecuencia facial es que puede ser una buena alternativa al lifting.  Con la radiofrecuencia facial puedes conseguir tensar y rejuvenecer tu piel sin necesidad de pasar por el quirófano, Así, es una técnica perfecta para quienes rehúsen a someterse a un tratamiento demasiado invasivo.

¿Cómo se aplica la radiofrecuencia facial?

Antes de someterse a una sesión de radiofrecuencia, como sucede con la presoterapia facial es necesario que un médico examine el estado general de cada persona. Además deberá compruebar que no existe algún problema que pudiera contraindicar su uso.

Para poder proceder a aplicar un tratamiento de radiofrecuencia en el rostro es necesario que la piel esté limpia, sin maquillaje.

Antes de la intervención, se delimitará la zona sobre la que se va a trabajar y se aplicará sobre ella un gel conductor. Seguidamente se procederá a masajear la piel con el aparato de radiofrecuencia y se desliza lentamente sobre la zona señalada hasta alcanzar la temperatura fijada para ese tratamiento

La aplicación de la corriente alterna en el rostro eleva la temperatura de los tejidos más profundos de la piel favoreciendo la estimulación de las células encargadas de producir el colágeno. De esta manera, se crean nuevas fibras de colágeno, que con el paso del tiempo se van deteriorando, y se consigue de nuevo firmeza y elasticidad en la piel.

Una vez finalizada la sesión, el paciente puede marcharse a casa. No es necesario utilizar anestesia con este tratamiento.

Será necesario realizar más de una sesión para obtener los resultados deseados, el número dependerá del tipo de piel, edad y zona a tratar. Pero a partir de la segunda sesión se podrá comenzar a notar los resultados que serán más evidentes al cabo de un mes. Cada sesión podrá durar entre 30 y 45 minutos.

[content-egg-block template=offers_grid groups=»centro»]

¿Cuáles son los efectos secundarios a largo plazo de la radiofrecuencia facial?

Como cualquier tratamiento médico o estético es fundamental estar al tanto de si tiene efectos secundarios y cuales son, ya que pueden limitar nuestra actividad en los días posteriores. Pero, por suerte, en el caso de al radiofrecuencia facial, y dado que se trata de una técnica no invasiva, los efectos secundarios son muy poco frecuentes, y suelen reducirse a un leve enrojecimiento de la piel que desaparece en un par de horas.

Durante el proceso, que tiene lugar en las capas interiores de la piel, la superficie de la epidermis no sufre ninguna alteración o molestia ya que, además, las máquinas de radiofrecuencia cuentan con un sistema de enfriamiento que el aparato alcance temperaturas muy elevadas.

En el peor de los casos, la radiofrecuencia puede provocar quemaduras, pero se trata de una posibilidad muy remota que puedes evitar poniéndote en manos de un profesional cualificado y en una clínica de confianza. También deberás evitar exponerte a fuentes de calor y deberás utilizar crema solar.

¿Cuántas sesiones de radiofrecuencia facial es recomendable?

Cada sesión dura aproximadamente unos 30 minutos, esto depende de la resistencia al calor que varía de paciente en paciente. Se necesita una media de 6 sesiones. Se aconseja una sesión a la semana y después, dependiendo de cada caso, entre 4 a 6 sesiones al año a modo de mantenimiento. Es importante precisar que una vez finalizado el tratamiento no hará falta ningún tipo de baja laboral y el paciente podrá retomar su actividad física normal.

Radiofrecuencia facial resultados

Según los expertos, la radiofrecuencia facial es hoy por hoy la mejor alternativa no quirúrgica para solucionar los problemas de flacidez de áreas como el cuello, la zona de la mandíbula, las mejillas e, incluso, de los brazos o el resto del cuerpo. Igualmente, resulta el mejor tratamiento disponible para combatir plenamente la celulitis en otras zonas del cuerpo.

Alguno de los resultados más significativos de la radiofrecuencia facial son:

• La piel se hace más tersa, y gana frescura y luminosidad
• El óvalo facial se contrae, las cejas se elevan, con lo que la mirada se mostrará más rejuvenecida
• El surco nasogeniano se suaviza, disminuyendo los pliegues cuando se aplica a las mejillas
• Se reduce la papada y los pómulos quedan más acentuados
• Mayor definición del óvalo facial si se trata todo el rostro, incluida la piel del cuello

Pero ¿Cuando notaremos los resultados? Respecto al tiempo en que empezaremos a notar todas las mejorías en nuestro rostro, un antes y un después, señalamos que empieza a ser evidente a partir de la segunda sesión, pero para apreciar la contracción de la piel y el resultado definitivo se precisan entre cuatro a ocho sesiones (equivalente a un periodo entre dos y cinco meses), dependiendo de la zona y el grado de problema a tratar.

¿Cuánto tiempo dura los efectos de la radiofrecuencia facial?

Todo este resultado que se obtiene al aplicarnos la radiofrecuencia facial en el que, principalmente, se produce una reafirmación del colágeno, los efectos de la radiofrecuencia facial dura en nuestra piel al menos por un mínimo de dos años.

Sin embargo para mantener y conservar un grado óptimo de esa requerida contracción de la dermis y los tejidos profundos de nuestra piel, se recomienda entre una y dos sesiones de mantenimiento al año.

Existe efecto rebote en la radiofrecuencia facial 

Esta es una de las preguntas mas habituales entre las personas que se plantean optar por la radiofrecuencia facial. Lo cierto es que, por normal general, no existe un efecto rebote si el tratamiento se aplica por un profesional.

A pesar de ello, suele aparecer cuando se usa máquinas de radiofrecuencia facial no adecuadas, en los casos en los que el tratamiento no se acompaña de la adopción de hábitos saludables.

Precio de la radiofrecuencia facial

Para saber el precio de un tratamiento con radiofrecuencia facial, normalmente es por sesión, que suele rondar entre los 80€ y los 150€ . Sin embargo hay que tener en cuenta que un tratamiento llevará varias sesiones, en función de tu piel, con lo que debes calcular el coste total.

Las clínicas suelen hacer ofertas y descuentos cuando tienes que hacerte varias sesiones. Pregunta por ellas, ya que con un bono puedes conseguir una sesión por sólo 40€. Si lo que necesitas es un mantenimiento, con una sesión al año o cada seis meses es suficiente.

Metodos y aparatos de radiofrecuenda facial

Los aparatos de radiofrecuencia más conocidos son ThermaCool, Accent y Thermalipo.

• El primero de ellos, ThermaCool, consigue estimular la producción de colágeno con impulsos eléctricos que calientan la dermis mientras, al mismo tiempo, con un sistema de refrigeración, enfría la capa externa de la piel. Se puede utilizar en todo tipo de piel.

Accent es un método que utiliza una máquina con dos cabezales, el unipolar y el bipolar. Gracias a ello, penetra más profundamente en nuestra piel. Además posee un cabezal de autoenfriamiento para proteger la piel. Se diferencia del método anterior en que en este caso el cabezal está en constante movimiento, por lo que el aumento de la temperatura es progresivo y muy suave. Además, las sesiones suelen ser más cortas que con ThermaCool.

Thermalipo es un sistema de radiofrecuencia facial de última generación que cuenta con un sistema inteligente que regula de forma automática la intensidad de la frecuencia. ¿Cómo? Con un sistema de electrodos que mide la acción del aparato y la respuesta de la piel.

Radiofrecuencia facial opiniones

Las personas que someten a un tratamiento de radiofrecuencia facial  no paran de tocarse la cara. El aspecto de la piel cambia por completo. Notan la piel más ligera y a la vez como más rellena.  El poro mucho más cerrado y la piel más luminosa.

Lo bueno de este tipo de tratamientos es que son para todo tipo de piel y para cualquier edad. Pero sin duda las pieles más favorecidas serán las que presenten mayor flacidez o descolgamiento.

Es un ratito de relax,  muy placentero, y sales con la piel radiante y jugosa. Se puede realizar en una única sesión si lo que se quiere es conseguir efecto flash y si prefieres el tratamiento antiedad y antiflacidez es cuando necesitarás varias sesiones.

La radiofrecuencia facial se nos presenta la ventaja de la comodidad, la seguridad y la falta de complicaciones, que sí puede presentar la cirugía. Por ello,  la radiofrecuencia facial se considera  como una buena opción para aquellas personas que rechazan la cirugía y que tienen unas expectativas más realistas.

Y por último, existe una opción para aquellas personas que no tengan tiempo o les resulte caro. Actualmente se venden diferentes máquinas de radiofrecuencia facial en Amazon que prometen resultados semejantes y por los que está apostando mucha gente.

[content-egg module=Amazon template=list]

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies