Drenaje linfático en el abdomen o piernas

Ahora que los tratamientos de belleza tienen que practicarse en casa, y que el autocuidado es más importante que nunca, quien más, quien menos, investiga cómo proporcionarse un momento de bienestar. Los masajes de drenaje linfático en el abdomen o piernas es una técnica estética muy concreta que lleva su tiempo perfeccionar.

[content-egg-block template=offers_grid groups=»inicio»]

El drenaje linfático manual es una técnica de masoterapia que consiste en aplicar masajes suaves sobre diferentes zonas del cuerpo con el objetivo de mejorar la circulación de la linfa y el sistema linfático. La función de esta técnica es la de mejorar la contracción automática de los vasos linfáticos, ayudando a eliminar edemas y otras alteraciones derivadas de una mala circulación de la linfa.

Los beneficios que ofrece el drenaje linfático son temporales y por ello debemos ser constante. Además deberemos combinarlo con otras técnicas como la presoterapia y mantener unos hábitos saludables.

A continuación, te contamos , todo lo que debe saber, paso a paso para que puedas realizarte un masaje linfático manual en casa.

¿Cómo se realiza un masaje linfático manual?

Este tipo de masaje es muy suave y no se tiene que ejercer una fuerte presión en el paciente ya que no debe experimentar ningún tipo de dolor. De esta manera, la técnica se basa en presionar suavemente la piel de la zona a tratar (piernas, brazos, abdomen…) sin ejercer fuerza. Y además esta presión siempre debe ir dirigida en dirección a los ganglios.

El drenaje linfático manual se inicia con una estimulación de los ganglios linfáticos para poder trasladar la linfa hacia estas zonas con más facilidad. En el caso de las piernas, «siempre debemos empezar nuestro tratamiento abriendo o estimulando los ganglios que están situados en la ingle

Los movimientos son suaves, con un ritmo constante y a cada zona del cuerpo se le puede aplicar una maniobra diferente para la realización del masaje

Para empezar, nos  colocaremos de pie frente al espejo y presionaremos la zona que se extiende justo debajo de las clavículas para activar el drenaje.  Después, presiona tres veces cada axila con la mano contraria. Los movimientos deben ir siempre hacia arriba, hacia el nódulo linfático. A continuación, sigue ejerciendo ligeras presiones hacia arriba desde el codo hasta el hombro, en un brazo y luego en el otro.

Para masajear el abdomen, presiona con la palma bien plana la zona que se extiende entre los huesos de la cadera. Con una mano encima de la otra, haz un movimiento circular alrededor del ombligo y repítelo 5 veces . Luego ve pellizcando por toda la superficie del abdomen durante un minuto aproximadamente hasta que veas la piel ligeramente rosada.

Para drenar la mitad inferior del cuerpo, empieza por la ingle, donde se hallan los nódulos inguinales. Presiona tres veces cada una. Seguidamente, con el puño cerrado, “desliza las manos desde las rodillas hacia arriba ocho veces. Finalmente, aprieta tres veces la parte trasera de las rodillas y desliza las manos 10 veces desde los talones hasta las rodillas.

Los especialista practica el masaje con una crema formulada a medida con cafeína y antioxidantes. Sin embargo, en plan casero, para drenarnos, nos vale con cualquier aceite o crema que solamos usar. Los expertos recomiendan masajearse en casa brazos, piernas y abdomen de 3 a 4 veces por semana,  en manos de profesionales bastaría con 1 o 2 veces a la semana, aunque cada cuerpo es diferente.

¿Qué debemos hacer para evitar la retención de líquidos?

Cuando nuestro organismo detecta un nivel bajo de líquidos, bien porque no se haya ingerido suficiente o por haber abusado del sodio, éste activa un mecanismo de defensa y cierra las compuertas para retener todo el líquido que considera necesario para mantener el equilibrio. Por ejemplo, después de una cena copiosa es común levantarse con las manos, los tobillos, los labios o los párpados hinchados, estos no son ni más ni menos que síntomas habituales de que el organismo está tratando de nivelar el exceso de sodio a través de la retención.

Pero tranquilos porque afortunadamente hay formas de luchar contra la retención, por lo menos, tratar de mitigarla. El masaje linfático manual, es una de ella, te  ayudará a la linfa a eliminar, de una manera más eficaz, los residuos. Para ello, nunca te olvides de llevar unos hábitos saludables:

  • Una alimentación variada de productos frescos  y ricas en proteínas.
  • Evitar grandes cantidades de sal y comidas muy ricas en azucares.
  • Frutas  ricas en potasio, como el plátano y la sandia. La ciruela, que además contribuye a detener el estreñimiento. 
  • Consumir verduras como las alcachofas, los berros, las acelgas o la calabaza. La cebolla, que ayuda a mejorar la circulación de la sangre. 
  • Beber dos litros de agua al día.
  • Practicar ejercicio regularmente.
  • Caminar a buen ritmo durante 3o minutos.
  • Evitar prendas ajustadas.

Masaje linfático piernas o abdomen: antes y después

Tras seguir durante unos cuantos días estos consejos para realizar un drenaje linfático en el abdomen o piernas, notarás las piernas bastante mejor y la silueta ligeramente más afinada. Al día siguiente te levantarás con el vientre algo más plano. Aunque los resultados no son tan apabullantes como los de un tratamiento en cabina, seguro que te engancharás a este  ritual varias veces por semana: una manera más de relajarme, y de cuidar el cuerpo, en solo 20 minutos.

Aunque el proceso conlleva en total unos 15-20 minutos, recuerdo que los cuidados posteriores son casi más importantes. Deberás  intensificar la hidratación en las 48 horas posteriores al tratamiento para facilitar el drenaje. También, es aconsejable evitar el azúcar, el alcohol, el gluten y el sodio lo más posible pero sin obsesionarnos.

[content-egg-block template=offers_grid groups=»piernas»]

¿Cuántas veces se puede hacer un drenaje linfático en abdomen o piernas?

Depende mucho de nuestro cuerpo y la duración de las sesiones pero suele ser recomendable como mínimo de 10 a 15 sesiones de drenaje linfático en abdomen y entre .15 a 20 sesiones de drenaje linfático en piernas. Lo ideal sería realizar las sesiones de dos a tres veces por semana durante la primera quincena, espaciándolas posteriormente dependiendo de los resultados que queramos

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies