¿Que crema para el cuidado de la piel me compro según mi tipo de piel?

 

1. Factores que debes tener en cuenta a la hora de comprar la crema para el cuidado de la piel

Cada piel es diferente y, por lo tanto, tiene unos cuidados específicos.Antes de elegir una crema para el cuidado de la piel debes analizar el tipo de piel que tienes para poder dar con el mejor producto.

Además tendrás que tener en cuenta otros factores , como son:

1. los ingredientes de su formula
2. la caducidad,
3. la protección solar.

  • Los ingredientes.

La calidad de los ingredientes es fundamental para que una crema sea efectiva.
Para asegurarnos de los ingredientes que un producto contiene realmente , hemos de leer su INCI, y os preguntaréis ¿qué es el INCI?

El INCI es la nomenclatura de International Nomenclature Cosmetic Ingredient. Es el nombre que se utiliza internacionalmente para nombrar a todos los ingredientes de los cosméticos.

En el listado de ingredientes de un cosmético éstos se ordenan según su importancia en la fórmula. Es decir, los primeros son los que se encuentran en mayores cantidades y los últimos los que están presentes en cantidades más pequeñas.

Si un cosmético publicita la presencia de una determinada sustancia activa debemos valorar qué lugar ocupa ese ingrediente en la lista.

Por ejemplo, si habla de las virtudes del aloe vera pero éste ocupa uno de los últimos lugares en la lista de ingredientes quiere decir que contiene muy poca cantidad de aloe vera en comparación con el resto de ingredientes.

Lo tendrás que buscar en la parte trasera y evitar en la medida posible, los productos que contengan alcohol, fragancias etc.. que pueden irritar la piel. Especialmente, en las pieles sensibles.

Por ello, si estás buscando cremas efectivas, asegúrate de que incluya al menos alguno de los principios activos dentro de su fórmula que hacen a cada crema ser más adecuada para tu tipo de piel.

  • La caducidad

Además, aunque es algo a lo que no le prestamos demasiada atención, saber la caducidad concreta de un cosmético es fundamental.

Una vez abiertas, los productos entrar en contacto con el oxígeno y estos, poco a poco, se van degradando y perdiendo sus propiedades.

Para saber el tiempo exacto que un producto puede permanecer abierto, normalmente deberás fijarte en el símbolo del bote abierto que aparece en la parte trasera del envase y en los meses que aparecen junto a él.

Ese dato determinará hasta cuando puede permanecer esa crema abierta en perfecto estado, tal y como el primer día.

  • Protección solar.

Y no te olvides, en la medida de lo posible, buscar siempre una crema que tenga factor de protección solar, para protegerte de los rayos solares dañinos, de la radiación UV.

2. Cremas para el cuidado de la piel normal.

La piel normal es elástica y suave, con poros pequeños y tono rosado: si eso es lo que ves cuando te miras al espejo, es que tienes la piel normal.

Pero para mantener su aspecto saludable, también las pieles normales necesitan hidratación y protección.Incluso si de vez en cuando cometes algún que otro pecado en tu ritual de cuidado, no le causarás grandes daños.

3. Crema para el cuidado de la piel seca.

Sabrás que tienes la piel seca si, cuando sales de la ducha o te desmaquillas, la piel te queda tirante y tiende a picar. Tu piel tiene un aspecto áspero y descamado. Son muy susceptibles a los agentes externos como las temperaturas.

La piel seca carece de hidratación y lípidos (grasa). Como consecuencia, es menos elástica, más tirante y, en muchas ocasiones, tiende a picar. Es susceptible a los factores ambientales externos y suele reaccionar irritándose.

Si utilizas cremas para piel seca, podrás restituir su hidratación y fortalecer las barreras de protección natural de la piel.

Son productos de cuidado enriquecidos con aceites naturales que ayuden a aliviar y relajar tu piel.

Los sérums son el complemento perfecto para tu crema hidratante.

4. Crema para el cuidado de la piel mixta.

La piel mixta se denomina así porque es una combinación de dos tipos de piel: normal-seca y grasa o con impurezas.

La piel mixta presenta un aspecto brillante y tiende a desarrollar pequeñas impurezas, sobre todo en la llamada zona T (frente, nariz y barbilla). En cambio, la piel de la zona de las mejillas es entre normal y seca.

Son cremas hidratantes que se usan para estimular la restitución del equilibrio hídrico natural de tu piel. Por este motivo siempre compra un producto creado expresamente para tu tipo de piel.

5. Crema para el cuidado de la piel grasa y/o con tendencia acnéica.

Este tipo de piel presenta un exceso de grasa y dilatación de los poros en el rostro que puede causar la aparición de acné.La piel grasa tiende a producir más sebo del necesario.

Las causas son la predisposición genética, el estrés y las fluctuaciones hormonales. El resultado es la aparición de granos y espinillas.

Son productos especiales anti-bacterianos para la limpieza y el cuidado de la piel mixta puedes restituir el equilibrio natural de tu piel.

A causa de este exceso de sebo, se suele pensar erróneamente que una piel grasa no necesita hidratación, pero esto no es para nada cierto. La piel grasa deshidratada también se puede dar.

Por todo ello,  la piel grasa también necesita ser hidratada, pero utilizando una crema hidratante específica para pieles grasas.

Debes tener muy en cuenta los ingredientes que su fórmula contiene.

Por ello, en la medida de lo posible , debes enviar los siguientes ingredientes:

  • Alcohol (aunque el alcohol es antiséptico, a la larga puede resecar la piel y hacer que produzca más sebo)
  • Sulfatos
  • Ingredientes comedogénicos como Isoppropyl Myristate e Isopropyl Palmitate
  • Algunos aceites de origen natural (germen de trigo, de coco, soja o maíz) y minerales

Por suerte, hoy en día, existen cremas para pieles grasas que ofrecen un cuidado específico en función de la edad y las necesidades de la piel. Tan sólo debes buscar aquella que mejor se adapte a lo que necesitas.

6. Crema para el cuidado de la piel sensible

La piel sensible es más susceptible a factores externos como el estrés, el aire reseco de la calefacción o la luz UV. Si la piel pierde su equilibrio, comenzarás a sentirla tirante, te picará y se enrojecerá.

Por ello, la piel sensible necesita cuidados especiales que le proporcione alivio y, al mismo tiempo, refuerce su barrera de protección natural y la ayude a ser más resistentes.

Las cremas para el cuidado de la piel para pieles sensibles son productos sin perfumes, ya que estos pueden causar irritaciones en la piel.

Además, también deberás asegurarte de que la fórmula del producto cosmético no contenga ingredientes que puedan irritar o dañar la piel, como el alcohol, los parabenos, las siliconas o los colorantes.

7. Cremas para el cuidado de la piel madura.

A medida que nos hacemos mayores, van teniendo lugar muchos procesos diferentes en la piel que van modificando su aspecto, su estructura y las actividades que realiza.

Esto incluye una menor actividad celular, una regeneración más lenta, una menor producción de colágeno o los daños causados por la radiación UV.

La piel madura acusa falta de hidratación y elasticidad. Pero con innovadores productos de cuidado puedes reducir las líneas de expresión, las arrugas y las manchas pigmentarias que surgen con la edad.

Son cremas que estimulen la regeneración celular de tu piel. Las cremas hidratantes reafirmantes, antiarrugas…

 

Última actualización el 2021-05-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies